Lo bueno y breve (I)

La palabra brevedad significa concisión, viene del latín brevis y puedes utilizarla para las cosas que son, literalmente, cortas; como la brevedad de un encuentro en un ascensor. Pero si cada minuto es útil, ¿hagamos lo que hagamos estaremos desperdiciando la vida? Dedicar tiempo no solo a lo superfluo, sino a lo innecesario, también es sinónimo de tirar por la borda segundo tras segundo.

Reuniones, excesivo trabajo, eternas horas incluso con amigos o  las más largas, que no insufribles, series. Quiero presentar a sus hermanas menores, primas de las películas, y que resultan joyas efímeras: las miniseries. Decía Aristóteles que la felicidad se encuentra en el término medio, alejarse de los extremos, y es exactamente lo que ocurre con la ficción. Sumergirte en una serie de más de 70 capítulos es una odisea no apta para todos, mientras que un film puede dejarte con ganas de más continuidad. Sin renunciar a la calidad, hoy en día se crean productos que casi llegando a las 7 u 8 horas te vuelan la tapa de los sesos y hacen con tu mente un juego de niños.

Las últimas apuestas de la HBO son When we riseBig Little Lies, casi finalizada con mucho gusto, que comentaré en la segunda entrega de este artículo. Todas las cadenas se apuntan a esta categoría en la que la competencia aumenta cada año.

giphy15
The Night Manager – Hugh Laurie como Richard Roper

La BBC apostó la temporada pasada por el drama pseudopolicial The Night Manager. Una maravilla de 6 capítulos que relata las vivencias de un gerente de hotel que, a raíz de la primavera árabe en El Cairo, termina infiltrándose en el círculo del mayor traficante de armas del mundo. El plantel encabezado por un Hugh Laurie como uno de los pocos villanos que deseo que fracasen, Tom Hiddlestone es el británico perfecto y Olivia Colman, embarazada de verdad, en el papel de una policía obsesionada por cerrar este caso.

La guerra es un deporte para ser espectador

Esta actriz no es la primera vez que enfunda un arma. Hace un par de años, Antena 3 se dignó a emitir una serie inglesa que tenía como pieza angular la aparición del cadáver de un niño en una playa de la costa jurásica, un pueblo aparentemente innofensivo. Se trata de Broadchurch. Aunque no sea una miniserie en sí, prefiero obviar la existencia de una temporada más y permitirme el lujo de resumir en 10 capítulos de fotografía impecable una historia narrada de manera tan mundana pero con tensión de thriller. Las debilidades humanas y los errores del pasado cargan de emoción lo que, de por sí, debería ser un caso más.

Hay algo peor que la ceguera y es ver cosas que no están ahí

tumblr_mm3plnjynp1qj4z21o1_500
Fotograma de Broadchurch

Sobre el vacío y las debilidades saben mucho en Olive Kitteridge, que recibe el nombre de su protagonista. También en un pueblo tranquilo, en este caso en Maine, la vida que, a simple vista es monótona y aburrida, se tiñe con amargura, secretos, pasiones ocultas y muerte. Una retrospectiva del sufrimiento humano llevada a la pantalla por Frances McDormand, que interpreta a una profesora de matemáticas deprimida, con unos duros principios éticos y un comportamiento rígido que en un principio te incomoda pero, según avanza el segundero, adoras poco a poco hasta que te conmociona. Alguna vez has tenido curiosidad por preguntarle a alguien anciano lo que significa la vida; esta miniserie te lo cuenta en 4 capítulos. Si crees que el paso del tiempo y la memoria duelen, la realidad te devastará.

Claro que tengo depresión, como mi padre la tenía. Ya es hora de que nuestro hijo sepa lo que es posible que tenga

giphy14
Fotograma de Olive Kitteridge

No siempre lo desgarrador emociona, en otras ocasiones el juego de la realidad y la imaginación tiene un papel mucho mejor. En Angels in America ocurre algo similar. Al adaptar una obra de teatro, el tratamiento temporal y espacial se ve alterado por unos efectos especiales más dramáticos de lo habitual. Un reparto como Al Pacino, Meryl Streep o Emma Thompson se mueve en la telaraña que supone la década de los 80, en concreto en la era Reagan. Durante los años más duros del sida y las brechas sociales más amplias, en la ciudad de Nueva York varias historias coinciden en el tiempo.

Un mormón homosexual reprimido, un abogado “heterosexual” que mantiene relaciones con hombres, una pareja rota por las enfermedades de transmisión sexual… Añadiendo la aparición de un profeta que debe guiar a la humanidad hacia la llegada del segundo milenio, acompañado de unos ángeles enviados para asegurarse de que los humanos no destrocemos nuestro propio planeta. Una miniserie realmente conmovedora, atípica y de gran calidad que bombardea con mensajes sociales sin que puedas darte cuenta.

Respeta la delicada ecología de las desilusiones

giphy13
Fotograma de Angels in America

De caos va también la miniserie animada para adultos Spicy City. A medio camino entre Blade Runner¿Quién engañó a Roger Rabbit?, esta joya casi desconocida de la HBO aborda en capítulos de 20 minutos temas como el lesbianismo, los cyborgs, la corrupcións o el abuso de poder. La potente carga sexual presente en cada personaje es un sello de autor que despertó gran revuelo en su momento y evito que la ficción alcanzase más fama. Una distopía futurista homoerótica sobre las bajas pasiones humanas y como la tecnología las fomenta a límites desconocidos.

Soy Raven, la anfitriona que tiene todo

tumblr_nmceyrrkap1tk0c4jo1_400
Fotograma de Spicy City

No todo lo referente al futuro es estrictamente rompedor, en ocasiones las revisiones de grandes obras como Diez negritos de Agatha Christie son satisfactoria. La BBC lo readaptó en tres capítulos de puro thriller psicológico bajo el nombre de And There Were None, captando el miedo mediante una de las mejores fotografías que he podido apreciar. Un montaje de lujo para un elenco no de grandes nombres pero que sí eleva la categoría de los personajes. Una miniserie de virtudes y flaquezas sobre como el destino de cada uno lo marcan nuestros actos.

Esta es la verdadera paz, la de irse y no tener que continuar

tumblr_o1qizo6qvu1r4lsbyo4_500
Fotograma de And There Were None

 

1479572586849—Nico Carreira

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s