El crepúsculo de las diosas

En la película de Billy Wilder, El crepúsculo de los diosesse nos mostraba el ocaso de una estrella, que pasaba de la fama al olvido. Ella era Norma Desmond, una estrella del cine mudo que no pudo adaptarse a la llegada del cine sonoro y cayó en el olvido. En nuestros días, muchas actrices viven su propio Crepúsculo de los dioses, aunque esta vez la causa no es el paso de un cine a otro, sino el paso de los años.

El talento no tiene precio

sin-compromiso-5

En el año 2015, Patricia Arquette arrancó una ovación de todo el público cuando al recoger su Oscar por Boyhood reclamó igualdad de salario para hombres y mujeres. Esto se refleja en un caso con el que dan ganas de echarse las manos a la cabeza. Todos conocemos a Natalie Portman, una auténtica leyenda del cine que nos lleva maravillando desde niña con León el profesional y que culminó con su mejor actuación en Cisne Negro. Después de ganar todos los premios posibles con esta actuación, la carrera de Portman pasó por una extraña etapa donde se dedicó a hacer un cine que estaba por debajo de su categoría como actriz. Entre esas películas destaca lo ocurrido en la cinta Sin compromiso. A la cabeza de la película estaban por un lado Natalie Portman, cuya carrera ya hemos recordado antes, y por otro Ashton Kutcher, cuya interpretación mas destacada es El efecto mariposa, que esta a la altura de una interpretación mala de la señorita Portman. Ahora bien, a la hora de cobrar, Ashton Kutcher se embolsó el triple que su compañera porque, según reconoció la propia Portman, “Así son las cosas en Hollywood”. Si echamos un vistazo a la lista de intérpretes mejor pagados, solo encontramos a 3 mujeres en el top 15: Jennifer Lawrence, Sofia Vergara y Melissa McCarthy. Una de las explicaciones que podemos encontrar a esto es el tipo de cine que genera dinero, que provoca la falta de papeles de calidad para mujeres.

No es país para actrices

fast-furious-7-girl-pic.jpg

El bajón que han dado las producciones de Hollywood es más que evidente. Solo hay que ver que Dwayne Johnson sea el actor que más dinero genera. Y es que en Hollywood lo único que interesa es realizar películas de acción que generen mucho dinero a base de llevar a la gente al cine, aunque haya que dejar cualquier atisbo de calidad a un lado. En este panorama, las mujeres solo encuentran papeles de mujer florero de la historia, que solo crearán interés en el público que va a ver este tipo de cine si están buenas. Decía Russel Crowe, haciendo de Bertín Osborne americano, que “Las actrices que se quejan no aceptan su edad”. En mi opinión el señor Crowe está bastante equivocado. En Hollywood, cuando alcanzas cierta edad (40-45 años), con un poco de suerte puedes acabar interpretando a la madre o incluso a la abuela del protagonista. Mientras tanto los hombres, aún sobrepasando los 50, siguen haciendo papeles de héroes que seducen a jovencitas y que dan la impresión de tener la mitad de su edad. Esto solo se debe a una industria rancia que luego intenta dar lecciones en las entregas de premios, pero que no cumple con lo que predica, porque al final lo que manda es el dinero. Por ello, aunque este año la categoría de actriz principal estuvo disputada, lleva unos años donde el nivel de las nominadas es realmente bajo. Donde una actriz como Julianne Moore gana su ansiado Oscar por una peli menor ante la falta de competencia. Esto no es culpa de las actrices, si no les dan papeles no tienen nada que hacer.

Las series al rescate

52e360d3962903eedd38a9161f238a42803f2576.jpg

Las series son las reinas del audiovisual hoy en día. Mientras el cine da signos de vivir en otra época, las series marcan el camino a seguir. Empezamos por el tema de los salarios. En Shameless, la genial Emmy Rossum reclamó cobrar lo mismo que William H. Macy, la otra estrella de la función. Su compañero de reparto la apoyó y la productora le ha igualado el sueldo merecidamente. Por otra parte, en Big Bang ha sucedido algo similar. Mayim Bialik (Amy) y Melissa Rauch (Bernadette) han pedido una subida de sueldo. Sus compañeros están dispuestos a bajarse el suyo para que esto se produzca. ¿Pide algún actor de cine que esto pase con alguna de sus compañeras? Por otro lado tenemos la calidad de los personajes femeninos. Yéndonos al tema de los superhéroes, todos los personajes femeninos del cine de Marvel son totalmente intrascendentes. A Marvel le cuesta horrores hacer una película de Viuda Negra, aunque su protagonista sea la mejor intéprete que tienen en plantilla, Scarlett Johansson. Mientras tanto en la televisión triunfa Jessica Jones, una heroína que no necesita ir en mallas y que ha entusiasmado a crítica y público. En las series más famosas de la actualidad, como Juego de Tronos o The Walking Dead, los personajes femeninos también son claves. Cercei, Arya, Daenerys, Michonne o Carol son personajes profundos, que evolucionan, duros y fuertes, que no necesitan de un hombre para desarrollar su trama. Por último tenemos que destacar las propias series protagonizadas por mujeres, como Girls o Orange is the New Black. Auténticos éxitos de crítica y público, que dejan sin argumentos a aquellos que dicen que el público no tiene interés en historias protagonizadas por mujeres. Lo que quiere el público son buenas historias, con buenos personajes, y eso hoy en día solo lo ofrecen la series. Quizás la pequeña pantalla sea la única capaz de albergar a las grandes actrices.

 

1479572627005
Adrián Lede (Lede_b)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s