Lo que pasa desapercibido

La fotografía es una seña de identidad. Todo se ve distinto si vemos una película con una buena imagen de calidad, planos equilibrados y una correcta iluminación. Las películas no quieren mostrar la realidad tal y como es, sino que quieren mostrar la realidad del director desde su propio punto de vista, un punto de vista personal.

Todo hay que decirlo, este año la categoría de mejor fotografía estaba bastante reñida entre Rodrigo Prieto por Silence, de Scorsese, por el cual teníamos bastantes esperanzas; Greig Fraser por Lion, de Garth Davis; Bradford Young por Arrival, de Denis Villeneuve y James Laxton por Moonlight, de Barry Jenkins, otra posible ganadora. Pero el ganador resultó ser Linus Sandgren por La La Land. Bastante inesperado a mi parecer, a pesar de que fuera la favorita para casi todo.

LA LA LAND

Lo que destaca de La La Land son sus largos planos secuencia de bailes de cuerpo entero y también los numerosos planos detalle de la cara de Emma Stone (todo el rato). Además, llama la atención la viveza de color que viene dada por la variedad cromática del vestuario del elenco, destacando los vestidos: verde, rojo, azul y amarillo. Se usaron grúas para grabar los planos de baile en los cuales hay muchos movimientos de seguimiento de personajes, lo que permite que los planos sean muy espontáneos.

La iluminación suele ser natural, ya que muchas escenas están rodadas al aire libre y las que son en interiores se apoyan de lámparas colocadas estratégicamente. La luz juega un papel crucial en la escena del planetario (esa escena que sobra).

La que recibió 14 nominaciones y se fue calentita para casa: Los dos minutos de gloria de La La Land y el triunfo de Moonlight.

06LALALAND4-superJumbo.jpg

SILENCE

La de Scorsese se lleva una única nominación a los Oscars gracias a la potente fotografía de su drama religioso, protagonizado por Andrew Garfield (el amago de Spiderman) y Adam Driver (nuestro querido u odiado Adam en Girls). Ni tan mal.

silencio_martin_scorsese_4.jpg

Los paisajes son su fuerte: montañas, selva y playas. Relata un viaje, la visualización de los alrededores sirve para contextualizar la película. Se arriesga con la planificación visual, no solo utiliza planos detalle y primeros planos, sino que las vistas cenitales son frecuentes. La iluminación también tiende a ser natural debido a que abundan las escenas de exterior.

399608-944-472.jpg

Andrew, no te queda bien el chicho samurái, sácatelo, por favor.

LION

Traducida como Un camino a casa en castellano (porque somos así), esta película me sorprendió en todos los sentidos. Su protagonista, Dev Patel, ya era conocido en este mundillo, empezando por series como Skins o The Newsroom y por películas como Slumdog Millionaire. Recibió la nominación a mejor película, banda sonora, mejor fotografía, actor de reparto y a mejor guión adaptado.

Lion-image-3.jpg

El tema fotográfico, a manos de Greig Fraser, es una maravilla. Realiza planos aéreos tanto de Tasmania como de las zonas más desfavorecidas de Calcuta, lugares donde acontecen los hechos. Simplemente con los paisajes y los vivos colores del inicio de la película basta para darse cuenta.

El protagonista utiliza Google Earth para encontrar a su madre biológica. Lo que hace Fraser es intercalar secuencias de Google Earth como si estuvieran avanzando en línea recta por una vía del tren con los planos de la ciudad real desde una perspectiva aérea. También juega con las sensaciones, cuando el pequeño se pierde en una gran estación, abarrotada de gente, se sube a un pilar para buscar a su madre. El tumulto de gente y la desesperación del niño nos provoca una sensación de angustia, lo que me recuerda a la escena de La batalla de los Bastardos, cuando Jon Snow es derribado y pisoteado por su propio ejército.

pelicula-lion-imagen-04.jpg
Yo solo puedo ver a Anwar

El drama cuenta con un fantástico elenco en el que se cuela Nicole Kidman, que también fue nominada por mejor actriz de reparto. Desgraciadamente, la película no se llevó ningún Oscar a pesar de destacar tanto en su fotografía como en la banda sonora, casi inexistente en otras películas de este año. Queremos una explicación.

ARRIVAL

Muchos la han calificado como la mejor película del año, yo tiemblo solo de pensarlo. El único motivo que tendría sería gracias a la radiante Amy Adams. Una historia de ciencia ficción donde director y el director de fotografía, Bradford Young, trabajan por primera vez juntos y parecen entenderse bien.

original

Young está acostumbrado a trabajar con penumbras e interiores, pero en esta película hay varias escenas con luces muy blancas que le obligan a cambiar su estilo y adaptarse al del director. A pesar de ello, la oscuridad domina en gran parte de la película con algún contraste en color, como los trajes naranjas de los personajes. Los planos generales de las ciudades y de los paisajes son un elemento crucial en la película ya que nos muestran el entorno donde se encuentra cada secuencia y es más fácil de visualizar. Al tratarse de una película de ciencia ficción, la imagen en pantalla es algo crucial para entender lo que se narra.

arrival-vaisseaux-montana-e1476441484239.png

MOONLIGHT

Pero, ¿qué decir de Moonlight? No trata sobre racismo o drogas, sino en encontrarse a uno mismo. La película nos enamora ya desde el principio con el pequeño Chiron en la bañera o en la playa junto a Juan. La fotografía de la primera parte de la película, Little, puede que sea la más llamativa. Laxton fue en la gala el representante de la fotografía indie.

moonlight.jpg

Como el nombre ya indica, Moonlight, luz de luna, muchas de las escenas suceden durante la noche, donde juega un papel fundamental la iluminación. Una iluminación muy natural y basada en luces de coches, farolas y la propia luz de la luna. En las secuencias clave que se dan en la playa, como el encuentro entre Kevin y Chiron, imitan la luz de la luna con una luz de sodio sobre los personajes para separarlos del fondo y resaltar sus siluetas. Otro detalle poco perceptible de Laxton es la suavidad de la fotografía, basada en la reducida profundidad de campo, es decir, un fondo desenfocado visible durante todo el filme.

20151025_Moonlight_D10_C1_K1_0059-small.jpg

Un componente visual destacable en esta película es el vestuario. El estilo del personaje cambia durante las tres secuencias y se funde con los sentimientos del Chiron del momento.

En definitiva, Moonlight se caracteriza por la naturalidad de los planos, que suelen ser grabados con la cámara a hombros, alguna cámara lenta y la variedad de colores destacando el azul.

Esta es una de las categorías más difíciles de premiar debido a su alta subjetividad. Esto provoca que no siempre gane la mejor y que no todo el mundo esté de acuerdo con la elegida. Puede que este año nos sintamos un poco así, esto no quiere decir que La La Land no se merezca ese Oscar, creo que hay muchísimas más cosas que destacar de ella antes de la fotografía. Aun así, seguimos amándola.

PD: Suicide Squad tiene un Oscar. Pero Viola Davis también.

1280_viola_davis_oscars_2017_winner_backstage.jpg

1479572710948

Laura Ledo

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s