El amor no se hizo para vender medias

Decía Don Draper en Mad Men que el amor lo habían inventado tipos como él para vender medias. No le falta razón cuando vemos a miles de comerciantes aprovechando para hacer el agosto a base de idiotas el día de San Valentín. Como si el amor no hubiera que demostrarlo todos los días. Pero como la vida es así, no la he inventado yo, que diría aquel adúltero italiano, vamos a aprovechar esta fecha señalada para hacer un pequeño recorrido por algunas escenas románticas y originales, que nos demuestran lo que es el amor de verdad. Cuando preguntas a cualquier persona por su película romántica favorita, la respuesta más común que te encontrarás será Titanic o El diario de Noa. Si la respuesta es A tres metros del cielo, huye de esa persona, por favor. Titanic me parece una buena película, aparte de ser un elemento fundamental de la nuestra infancia. El diario de Noa, por su parte, no me gusta tanto, aunque puedo entender el fanatismo que despierta. Ahora bien, aunque son películas estimables, su representación del amor es quizás demasiado obvia frente a otras producciones que nos muestran el amor de una forma más original.

Los besos están sobrevalorados

Decían Sidonie que para matar el maldito tiempo se ponían a ver El apartamento. Esta película de Billy Wilder, que tiene más de 50 años, ha envejecido a la perfección y nos deja una de las escenas más simples y bonitas del cine. Chica se da cuenta de que quiere a chico, ella va en su búsqueda. Él se declara, y ella le dice “No diga más y juegue”, porque no hace faltar decir nada más, sabemos que acabarán juntos y no hace falta que lo sellen con una escena empalagosa, pero sí encantadora.

Por otro lado tenemos El graduado, otra obra fundamental, donde Dustin Hoffman primero se liga a una MILF y luego acaba enamorado de la hija de esta. De nuevo una escena tópica, la va a buscar antes de que se case, pero un final de nuevo simple y bonito: huyen en un autobús, ella vestida de novia, todos los miran, ríen, se miran, se quieren. ¿Habrán hecho lo correcto? Nos da igual.

Pequeños gestos, grandes amores

Aquí nos vamos a ir al apartado televisivo, porque muchas series nos han dejado momentos para el recuerdo. Vamos a comenzar con la reina madre, Friends. Ross y Rachel, la pareja más mítica de la pequeña pantalla, nos brindó un gran momento en la segunda temporada. Enfadados por una lista que Ross hizo con los defectos de Rachel se ponen a ver un vídeo sin desperdicio del baile de Monica y Rachel. Rachel no tiene pareja y Ross, con su pelo rizo y su bigote, se viste de esmoquin para llevar a Rachel al baile. Finalmente la pareja de Rachel aparece y Ross se queda decepcionado. Rachel, al enterarse del gesto de Ross en el video, lo perdona y se funden en un beso.

¿Os acordáis de cuando Ted y Robin molaban? Final de la primera temporada, Ted quiere impedir que Robin vaya a una excursión y por ello hace llover, suena This modern love, Robin sale a la ventana, Ted declara su amor; cuando se dispone a bajar el está en la puerta y se acaban besando. Lo más interesante de esta escena es que cuando Ted llega a casa, Marshall ha sido abandonado por Lily, el contrapunto del amor y el desamor en un gran final de temporada.

Te envío poemas de mi puño y letra

No os asustéis, no va a salir Carlos Baute. Siguiendo con las series hay que destacar dos momentazos vía carta para el recuerdo. El primero de ellos lo tenemos en Californication. Esta es una serie que los cuñados creen que va de follar, y no se dan cuenta de que es una de las historias de amor más bonitas de la televisión. Quién mejor que nuestro querido Hank Moody podría escribir esto.

Si sois asiduos a este blog sabréis que este año hemos recuperado el catolicismo que dejamos olvidado en la comunión, gracias a Young Pope. En la maravillosa serie de Sorrentino, Jude Law interpreta a un Papa polémico al que muchos quieren derrocar. Es un Papa joven que tuvo sus amores, y en uno de los capítulos se filtra una de las cartas que escribió a su gran amor de juventud. Una preciosa reflexión sobre esos amores perdidos, sobre el que habría pasado. Una escena realmente bella y para recuerdo. Os pongo el vídeo en inglés; si no tenéis el B1, podéis buscarlos con subtítulos al final del 1×09, pero aprovechad y de paso mirad la serie.

Loca por un beso tuyo

Pasamos ahora a hablar de amores de locos y relaciones tormentosas. Pueden parecer amores tóxicos, pero siempre me han tenido su encanto. Si hay una pareja tormentosa por excelencia esa es Bisbal y Chenoa, pero todavía no han hecho el biopic, así que hablaremos de Quiéreme si te atreves. Julien y Sophie son unos niños que desde pequeños juegan a un juego, “capaz o incapaz”. Se ponen un reto cada vez más enrevesado, si lo superan tienen en su poder una cajita, aunque el juego se les acabará yendo de las manos. ¿Como acaba la cosa? Pues enterrados en cemento. Estupefacto te quedas la primera vez que lo ves, pero luego piensas que una historia así (aunque exagerada) no podía acabar de otra forma, un amor eterno e irrompible como un bloque de cemento.

Blue Valentine es una película que resume en dos horas lo bonito y lo horrible que puede llegar a ser el amor. Una pareja a la que vemos por medio de flashback felizmente enamorada, pero que en el presente vive una crisis que los lleva a la destrucción. A pesar de eso siempre hay que recordar los momentos felices, y esta película lo hace a la perfección brindándonos una preciosa escena donde un ukelele y un encantador baile, nos demuestran lo que es una pareja con química.

Una mirada tuya bastará para sanarme

Esto es lo que le dijo Jesús a Maria Magdalena cuando la conoció en Tinder. Y es que a veces no hacen faltas palabras para expresar todo el amor que una persona siente. Vamos a poner tres ejemplos. Primero nos vamos a Japón, donde Bill Murray y Scarlett Johanson se encontraban perdidos, se encontraron y se enamoraron, pero no pasó nada más. Ese amor que no se llega a concretar y que vivirá en ellos para siempre, se resume a la perfección en esa preciosa escena donde Murray baja del taxi, la abraza, le da un pequeño beso y le susurra algo al oído que solo ellos sabrán. Ese abrazo expresa más emociones que muchas de las palabras que podamos oír.

Junta en una escena una preciosa banda sonora y dos actrices como la copa de un pino, y te queda esto. Carol es un magnifico drama lésbico que acaba con una de las escenas que más dicen, sin decir nada. El personaje de Rooney Mara camina hacia el de Cate Blanchett (Carol), la ve al fondo, de repente Carol la ve, fijan sus miradas y la cámara se centra en ella. El espectador vive el final desde los ojos del personaje de Mara, sintiendo ese amor que desprende la rubia, con esa sonrisa final que te hace cómplice de su historia, de su amor prohibido. Precioso.

tumblr_ol3jtpoWNa1vmbapwo1_500.gif

tumblr_ol3jtpowna1vmbapwo4_500

tumblr_ol3jtpowna1vmbapwo2_500

tumblr_ol3jtpowna1vmbapwo3_500

Igual os suena una película que se llama La La Land. Supongo que la habréis visto o habréis dicho en Twitter odio La La Land, para hacerlos los hipsters, cuando lo más indie que habéis hecho es ir a vendimiar. La La Land puede gustar más o menos, pero si veo que en algo coincide la gente es en resaltar el final. En él se da un salto temporal, nuestros protagonistas ya no están juntos. Han cumplido su sueño y se reencuentran en el club de jazz que Sebastian siempre quiso montar. Toca City of the stars, y nos llevan a una preciosa ensoñación, donde vemos qué habría pasado si hubieran estado juntos, cosa que muchos se pudieron preguntar de ciertas personas a lo largo de su vida y por ello gusta tanto este final. Termina recordando a Carol, de nuevo una mirada, una sonrisa; siempre se querrán, pero no hace falta decirlo, porque eso es el amor de verdad.

 

1479572627005
Adrián Lede (@Thefisionboy)

 

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s