¿Por qué no puedo parar de cantar City of Stars?

Como muchos sabréis, o deberíais, La ciudad de las estrellas, más conocida como La La Land, se estrenó el pasado 13 de enero en España. Como sabréis también, arrasó en los Globos de Oro y lo hará en los Oscars proximamente, ya que se trata de una película que rompe con todo lo que estamos acostumbrados ultimamente en el mundo del cine. Un bombazo en forma de musical.

En Mozas estamos de máximos fanses y por ello queremos hacer un recopilatorio de todo aquello que destaca en la película. En este caso, la banda sonora. 

La La Land es un musical que está a la altura tanto como de Moulin Rouge o Mamma Mia. Se llevó el Globo de Oro a la mejor banda sonora original y la mejor canción original, ambas realizadas por Justin Hurwitz. Totalmente justificado. Solo hay que ver el numerito que montan en la primera escena. Un plano secuencia en un atasco de una carretera de Los Ángeles donde todos los conductores se bajan de sus coches y cantan y bailan la famosa Another day of sun.

Se mete en tu cerebro y sales del cine tatareando como un imbécil sin ni siquiera darte cuenta. Atención: los efectos de esta canción duran varios días. Es de las mejores y más pegadizas, esto provoca que, aunque la escena no venga mucho a cuento, te enganche desde el primer momento y te haga sumergirte en lo más intenso del género musical.

La siguiente canción que aparece, Someone in the crown, destaca por su colorido y sus cuatro voces femeninas. También tiene un bailecillo divino y muchos cambios de escenario. Juega un papel fundamental en esta escena los vestidos rojo, azul, amarillo y verde de las cuatro amigas. ¿Será un tributo a los Teletubbies?

La canción que tiene la escena clave de la película por el lugar y el vestido amarillo de Emma Stone es A Lovely Night. Otro plano secuencia con canción y baile de claqué monísimo incluído que te dejará prendado de esta pareja tan icónica. Seis minutos de plano secuencia que tuvieron que grabar sin cortes y con un baile algo complicado. Sincronización en todos los sentidos. Puede que en un principio no llame demasiado la atención, pero luego la escuchas en bucle y se te pasa.

¿Os disteis cuenta de que llevan los mismos zapatos?

La canción que acompaña toda la película y la más íntima para los personajes es la de Mia & Sebastian’s Theme. Una simple melodía de piano que Ryan Gosling interpreta muchas veces y se versiona otras tantas apareciendo como música ambiental totalmente reconocible y que te provoca una sensación muy tierna. Como ellos. Como la película. Quiero escucharla para siempre. Ay.

City of Stars, canción que da nombre a la película y también, una de las más famosas. Al igual que la canción anterior, aparece versionada varias veces, cantada solo por Ryan, tatareada por Emma Stone, sin letra o a dueto en el piso Sebastian. Solo con su inicio: City of stars, are you shining just for me? Yo ya me muero.

La película cuenta con el cantante John Legend como actor secundario, el cual interpreta a un viejo amigo de Sebastian con el que formará un grupo de música comercial, todo lo que Sebastian odia. En esta canción, que forma parte del repertorio, se hace una especie de burla a la música actual. La canción no es ninguna maravilla a propósito. En una escena Ryan Gosling posa como Maluma, no tiene pérdida. Lo mejor de la película.

Emma Stone protagoniza a una joven que quiere ser actriz, la cual acude a miles de audiciones para películas y series de adolescentes cutres y siempre es rechazada. En su última audición, hace de una historia en la que empieza hablado de su tía borracha en el río Sena una canción sobre las personas imperfectas que tienen sueños. Un reflejo de ella misma. Yo la echaría del casting, pero como es una película, ocurrió todo lo contrario.

The fools who dream

Las demás canciones son ambientales y de jazz, además de las muchas otras versiones de Mia & Sebastian’s Theme. Tiene sentido ya que el sueño de Sebastian es que el jazz no se pierda, por eso, todo lo que toca está relacionado con ello.

Como dato destacable sobre la música de la película, es interesante saber que todas las escenas en las que Gosling tiene que tocar, es él mismo quien toca. Son sus propias manos en todo momento. Tuvo que tomar clases durante más de tres meses y dedicar varias horas diarias al piano para poder tocar a la perfección todas las canciones. Le gustan los retos. Nos gusta que le guste.

En definitiva, es imposible no enamorarse de esta película en todos los sentidos. Sus canciones se meten en tu cerebro durante días en el mismo momento que las escuchas. Sales del cine dando piruetas y preguntándote por qué no eres Emma Stone. El subidón en Mozas todavía nos dura, y va para largo. Al llegar a casa después del cine nos pusimos la playlist de Spotify en bucle varias veces. Y eso es bueno. ¡Todos a escuchar La La Land!

source (1).gif

 

1479572710948

Laura Ledo

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s