Captain Fantastic y otras 15 joyas del cine indie americano

El cine atraviesa una pequeña crisis de ideas en los últimos años. En la cada vez más mecánica industria de Hollywood, abundan las secuelas, remakes o adaptaciones de libros dejando muy pocas ideas originales. Por suerte para los amantes del cine, fuera de este mundo existe un tipo de cine mucho más interesante, donde los autores tienen libertad creativa sin las exigencias de un estudio. Cada vez su relevancia es mayor en la temporada de premios. En la próxima edición de los Oscar, todo parece indicar que las dos nuevas joyas del indie “Manchester by the sea” y “Moonlight” pelearan con “La La Land” por hacerse con la estatuilla. En este 2016 que estamos a punto de dejar atrás, he sufrido alguna decepción como “Verano en Brooklyn” pero también he descubierto una joya que se une a una lista que os paso a relatar:

Captain Fantastic (2016)

Captain Fantastic es el debut de Matt Ross. Protagonizada por Viggo Mortensen, uno de los actores que mejor eligen sus proyectos, nos narra la historia de un padre que lleva viviendo 10 años en el bosque con sus hijos. El problema vendrá cuando tenga que volver por una serie de circunstancias al mundo real. La película es realmente entretenida, con un humor sutil y un precioso y vitalista final. Os servirá para reflexionar también acerca de la sociedad y los males de este mundo.

Reservoir Dogs (1992)

Sin lugar a dudas Quentin Tarantino es mi director favorito. Quizás empatice con él en su amor desmesurado hacia el séptimo arte. Este fue su debut, una película sobre un atraco donde no se ve el atraco y que juega de forma muy original con la narración. Las actuaciones son muy buenas, juntando a varios genios como Tim Roth, Harvey Keitel, Steve Buscemi o Michael Madsen en un duelo interpretativo de altura. Por último destacar esa escena que ya es parte de la historia del cine, el baile de Michael Madsen en plena tortura, una seña de identidad del cine de Tarantino.

¿A quién ama Gilbert Grape? (1993)

Protagonizada por Johnny Deep en los tiempos en los que sabía elegir sus proyectos, esta pequeña película nos cuenta la historia de una familia de un pequeño pueblo americano. Gilbert Grape es el personaje que interpreta Deep, un chico tranquilo y paciente, que tiene que hacerse cargo de una familia disfuncional, con una madre obesa que no puede moverse de cama y varios hermanos, entre ellos un jovencísimo Leonardo Di Caprio que borda su papel como discapacitado mental. En medio de todos estos problemas conocerá a una chica de la que se enamorará. Una película realmente bonita, que merece ser vista por las buenas interpretaciones de Deep y especialmente de un sorprendente (por su juventud) Leonardo Di Caprio.

Clerks

No me considero especialmente fan de Kevin Smith, que tiene una carrera bastante irregular con bastantes películas que dejan mucho que desear. Aunque para llegar a ese punto, se tuvo que dar a conocer, cosa que hizo con esta más que interesante cinta. Sin presupuesto y en blanco y negro, nos cuenta la historia de dos dependientes de una tienda que verán pasar a varios personajes curiosos a lo largo del día. La brillantez de la película se encuentra en sus diálogos, vulgares y políticamente incorrectos, pero realmente divertidos.

Triología Antes del Amanecer, Atardecer, Anochecer (1995, 2004, 2013)

Antes de triunfar y coger gran relevancia con Boyhood, Richard Linklater ya había jugado con el tiempo de una manera brillante. En esta triología de películas nos cuentan la historia de amor de una pareja, Jesse y Celine, que se conocen en un tren destino a París. Jesse tiene que bajar a Viena y le dice a Celine que pase la noche con él en la ciudad, ella acepta y este será el comienzo de la historia de amor más realista que se ha visto en una pantalla de cine. A lo largo de 18 años veremos la evolución de una pareja, del amor al odio, de la fogosidad a la pasividad, con unos diálogos realmente realistas y unas conversaciones que habrás vivido en algún momento de tu vida. Ethan Hawke y Julie Delpy parece que no interpretan, que son una pareja de verdad, con una química única y pocas veces vista en el cine. Unas películas sensacionales que nos harán viajar por Viena, París y Grecia acompañando a nuestra pareja favorita.

Una historia verdadera (1999)

Podría meter otras películas de David Lynch en esta lista, pero voy a meter la más sorprendente para mi por lo normal que es. El director nos tiene acostumbrados a historias surrealistas y para un público determinado, pero aquí rompe con su estilo para ofrecernos una película más universal aunque realmente recomendable. Nos cuenta la historia de un hombre que decide ir a ver a su hermano con el que no se habla desde hace 10 años, al enterarse de que éste ha sufrido un infarto. Para llegar a su objetivo utilizará una máquina de cortacesped, con la que tendrá que recorrer 500 km. La historia está basada en hechos reales, cuenta con grandes actuaciones, es simple y conmovedora.

Memento (2000)

Esta fue la segunda película de Nolan, y la que lo situó como el gran director que es hoy en día. Un hombre que sufre perdidas de memoria y tiene que apuntarse todo en el cuerpo, con una narración hacia atrás que desafiará mentalmente al espectador que seguramente disfrute más la película en una segunda revisión, a pesar de no sufrir la sorpresa de la primera. Una película que al contrario que su protagonista, no olvidarás durante mucho tiempo, uno de los mejores thrillers de la historia del cine.

Réquiem por un sueño (2000)

En el año 2000 además de Memento hubo otra joya como esta, pero a pesar de ello el Oscar fue para la entretenida pero simplona Gladiator. Esta es una historia sobre las drogas, pero es sin ninguna duda la más agobiante y la que mejor ha sabido trasmitir la sensación de desesperación que produce la adicción, incluso por encima de la excepcional Trainspotting. La película nos cuenta la historia de tres personajes que se entrelazan, una madre que quiere adelgazar para ir a un programa de televisión, un hijo drogadicto y la novia de éste que tendrá que hacer lo que sea para conseguir su dosis. Lo más brillante de la película me parece la historia de la madre, que nos presenta un mundo de adicciones que no suele estar de primeras mente. Destacar esa mítica banda sonora por todos conocida, vista o no la película.

Los Tenenbaums, una familia de genios (2001)

Dudé en qué película de Wes Anderson escoger para este artículo. Me he decantado por esta pero aprovecho para recomendaros “Academia Rushmore”. Los Tenenbaums es la historia de una familia con un padre decepcionante y unos hijos que han triunfado en todo lo que se han propuesto desde pequeños. En el presente el padre de familia, interpretado por un brillante Gene Hackman, finge tener cáncer para reunir a su pintoresca familia. Los personajes son sensacionales, destacando esa pareja formada por Margot y Richie. La fotografía de Wes Anderson no destaca a lo mejor tanto como en obras mas recientes tipo “El Gran Hotel Budapest”, pero se nota la mano del director dejándonos varios planos preciosistas. La película hace gala del peculiar humor del director y fue un relativo éxito de taquilla teniendo en cuenta que no es una película para el gran público.

Oscura Inocencia (2004)

Esta es la historia de dos chicos. Uno, tímido y asustadizo, cree que fue abducido por extraterrestres en su infancia. El otro, decidido y con personalidad, se gana la vida ejerciendo la prostitución con hombres mayores. Pero hay algo que los une, un terrible secreto que se descubrirá a lo largo de la película pero que es fácil de adivinar. La película está muy bien rodada, es dura, y cuenta con un gran Joseph Gordon-Levitt en el que fue uno de sus primeros grandes papeles.

¡Olvídate de mi! (2004)

Sale Jim Carrey y tiene un título bastante lamentable en su traducción al español, pero tranquilos, es una de las películas románticas más originales que váis a ver en vuestra vida. Primero hay que decir que su nombre original es “Eternal Sunshine of the Spotless Mind”, como véis, muy similar a “Olvídate de mi”. Por otro lado hay que decir que Jim Carrey aquí hace un papel realmente memorable, dejando sus muecas a un lado y demostrando que tiene unas capacidades que pocas veces, por desgracia, le han dejado o ha querido demostrar. En la película es posible borrarte parte de tus recuerdos cuando terminas una relación, para olvidar a esa persona. El personaje de Carrey se entera de que su ex, interpretada por Kate Winslet ha recurrido a este proceso. El borrado de recuerdos sirve para conocer la historia de la pareja con una narración hacia atrás, y que nos permitirá reflexionar acerca del amor y del desgaste de las relaciones de pareja. Una obra original e imprescindible del cine independiente.

Pequeña Miss Sunshine (2006)

Esta puede ser una de las películas más encantadoras que haya visto en mi vida. Desde su cartel, sus actuaciones, su banda sonora y su sentido del humor a su final, te dará una sensación de buen rollo única. Y eso que la película nos cuenta la historia de una familia que es un auténtico desastre y tiene varios problemas personales: un padre que hace charlas para alcanzar el éxito cuando el está muy lejos de ello, un hermano que quiere ser piloto y ha hecho voto de silencio, un abuelo que esnifa cocaína o un tío homosexual que ha intentado suicidarse. Pero todos ellos se unirán entorno a la inocencia de la pequeña Olive, que sueña con ganar un certamen de belleza. Divertida, bonita y entretenidísima, ha sido el gran éxito comercial del cine indie de los últimos años y proporcionó un merecidísimo Oscar a Alan Arkin que hace del abuelo y se llevó otro por su brillante guión.

(500) Días juntos (2009)

Una de las grandes musas del mundo indie es Zooey Deschanel, que siempre da imagen de esa chica dulce y encantadora, que todo el mundo querría tener como pareja. Deschanel deja al lado esa imagen en esta película donde interpreta a una enigmática mujer que enamora a Gordon-Levitt y donde podemos ver su relación a lo largo del tiempo. Al igual que las anteriores películas románticas de esta lista, da un imagen muy realista de amor y la pareja protagonista tiene gran carisma. Es una película amarga en algún momento pero en conjunto bastante divertida. El nombre original, “(500) days of Summer”, hace referencia a la estación pero también al nombre de la protagonista, cosa que tendrá gran relevancia en el interesante final de la película.

Blue Valentine (2010)

Seguimos con el amor y el desamor en otra interesante película protagonizada por dos actores que estarán muy de actualidad este 2017, Ryan Gosling y Michelle Williams. En esta película interpretan a una pareja que está pasando por malos momentos y recuerdan los tiempos pasados, donde se conocieron y todo era realmente bonito, dejándonos escenas para la posteridad como ese encantador momento en el que Gosling canta con un ukelele mientras Williams baila de forma única a su lado. La película alterna muy bien el tiempo futuro y pasado, mezclando las sensaciones amargas y de felicidad a la perfección.

Drive (2011)

Seguimos con el gran Ryan Gosling, que un año después cambiaría de registro para interpretar a un especialista de cine en escenas con coches, que se gana la vida también como conductor de delincuentes. La película de primeras puede parecer rara, lenta, con muchos silencios, pero si consigues conectar con ella vivirás un experiencia inolvidable. Gosling vivirá varios problemas ocasionados por la relación con una vecina cuyo marido está en la cárcel. La banda sonora es icónica, goza de una gran ultraviolencia digna de Tarantino y tiene una fotografía sensacional. 

Whiplash (2014)

Todo apunta a que la película de 2017 será “La La Land”. A los mandos de ella está Damien Chazelle, que nos sorprendió a todos con esta película musical en la que nos cuenta la dura vida de un aspirante a batería de una importante conservador. Al contrario que el tono vitalista de su nueva película, Chazelle realiza aquí una película dura, donde sentirás la sensación de agobio del protagonista e incluso acabarás exhausto viendo las duras escenas donde toca la batería hasta sangrar. Si hay algo que destaca fuera de la fotografía y la música, es la brillante actuación de un J.K Simmons, uno de los grandes secundarios del cine que se llevó aquí el Oscar al interpretar a un profesor exigente, loco y metódico.

1479572627005
Adrián Lede @Thefisionboy
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s