Volví la mirada por las risas, y seguí mirando por las chicas

Quizás (o no) conozcáis el famoso caso de la familia Manson, un grupo de seguidores de Charles Manson que surgió en el desierto de California a finales de los años 60. Para los que no lo hagáis, cuatro miembros de esta secta entraron una madrugada de agosto de 1969 en una mansión de Bel Air, torturando y asesinando a, entre otros, la actriz Sharon Tate.

manson-family
La real familia Manson

En este caso se inspira (aunque muy libremente, todo hay que decirlo) Emma Cline (Sonoma, 1989) para escribir Las Chicas, el que es, sin duda, el fenómeno literario del año. Con este debut se consagra como una de las jóvenes promesas de la literatura a nivel mundial, habiendo generado una enorme expectación y cosechando las mejores críticas.

img_0876
Emma Cline, abrumada por el éxito

Las Chicas es un libro sobre la adolescente Evie y la adulta Evie. Es un libro en el que la adulta se topa de bruces con sus recuerdos de adolescente al reencontrarse con el joven hijo de un viejo amigo, pero también en el que la adolescente narra de primera mano sus vivencias. Vivencias con las que todos nos podemos sentir identificados en un primer momento, con un afán de independencia, de rebeldía y, en definitiva, de madurez. Es esta Evie la que se encuentra en un determinado momento con las chicas seguidoras de un gurú llamado Russell, todas obsesionadas con él. Sin embargo la obsesión de Evie no es por Russell, siendo el mismo un mero personaje secundario, sino por Suzanne, una de las miembros de la peculiar familia. La narración logra emocionarnos y adentrarnos de pleno en los sentimientos de la protagonista, con saltos temporales del presente a 1969 e incluso en distintos momentos de aquel turbio verano para Evie, que consiguen mantenernos en vilo hasta el final de la obra.

Las Chicas constituye una búsqueda y a la vez una crisis de identidad, muestra magistralmente esa marca que pueden dejar los hechos pasados en nosotros para toda la vida, pero sobre todo narra lo que se siente al ser simplemente una chica. No os diré nada más, espero que lo descubráis por vosotros mismos. Solo queda una cosa por añadir: cuando lo terminéis, desearíais no haberlo empezado para poder volver a sorprenderos infinitas veces.

     María Álvarez (@MariaHalfway)

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s