FARIÑA: un retrato del narcotráfico en Galicia

En Galicia pasan cosas increíbles. No es de extrañar que aquí naciera el realismo mágico de Cunqueiro, o los esperpentos de Valle-Inclán. A mi no me extrañaban las historias sobre planeadoras, grandes descargas, clanes de narcos… Vivo en un pueblo donde es un tema natural, que todos aceptamos con resignación.  Pero como decía, en Galicia pasan cosas increíbles y su historia en relación al narcotráfico es una de ellas.

img_1228

Es preciso remontarse a la posguerra, cuando comenzó el contrabando por necesidad. De la frontera con Portugal pasaban a Galicia alimentos, medicinas, metales… El contrabando no estaba mal visto, todo lo contrario. Era una actividad que generaba dinero y cubría necesidades a la vez que se establecía una red de comunicación y transporte. Algo necesario para todo lo que vino después.

Primero fue el tabaco y después drogas como la cocaína. Y con ello el dinero y la adicción. Los grandes pazos, coches ostentosos, grandes fiestas, persecuciones, delitos…Así fueron los años 80 en lugares como Vilagarcía de Arousa o Cambados.

Nacho Carretero, el periodista coruñés autor de Fariña, nos ofrece una visión general. Explica cómo comenzó todo, algo imprescindible para entender como pequeños pueblos de las Rias Baixas, mayormente dependientes del mar, se pueden convertir en grandes feudos de la “narcocultura”. Insiste, con acierto, en la estrecha relación entre los narcotraficantes gallegos y el poder político, más allá de la polémica foto de Alberto Núñez Feijoo y Marcial Dorado, uno de los grandes narcos. El poder político y el policial fueron cómplices de una época de excesos en la que una parte de la sociedad, cada uno a su manera, era culpable.

img_1236

La historia de Fariña no es una gran revelación para quién, más o menos, conoce el tema. No cuenta nada desconocido, pequeñas historias perdidas en páginas de “sucesos”, testimonios que se cuentan en los bares y otros que se cuentan aún con temor. Pero es un libro que sorprende. En primer lugar sorprende a quién no tenía ni idea de que en una pequeña ría de Galicia había pazos, mansiones, dónde vivían grandes clanes de narcos que poco tenían que envidiar al ahora conocido Pablo Escobar. Sorprende leer sobre las descargas descomunales y las fortunas que generaban. Sobre lugares dónde un alcalde era detenido por narcotráfico y no pasaba nada. Dónde el dueño del club de fútbol era narco y toda una celebridad.  Su mérito es la recopilación de una historia, plagada de anécdotas, desde el principio hasta la actualidad, porque aún no está acabada.

img_1233

Ofrece una radiografía de una sociedad que convivía día a día con cosas que parecen sacadas de una película. Habla de jóvenes que con 20 años participaban en grandes descargas y conducían coches de lujo. De la ostentación de aquellos años. También da voz a las víctimas, como las madres de la llamada “generación perdida” que hicieron frente a los grandes clanes cuando la policía no hacía mas que aceptar sus sobornos. De cómo ese dinero sucio financió a “todos los partidos políticos” pero también a pequeños empresarios de la zona que vieron un negocio en el que invertir y ganar dinero sin mancharse las manos.

Con un estilo ágil, sin ornamentaciones literarias ya que la historia de por sí es lo suficiente novelesca. Fariña tiene un gran rigor periodístico sin perder nunca destellos del humor gallego del autor. No es una historia sombría, hay lugar para todo. Carretero nos ofrece un libro entretenido pero también una denuncia. Porque la fariña sigue llegando a las costas gallegas…

img_1231

1479573050403

CARME DOMÍNGUEZ (@carme_dom)

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s