Entre lo íntimo a lo exterior: Departamento de especulaciones

Departamento de especulaciones es la última obra de Jenny Offill, publicada en el 2014. Finalista del premio Pen Faulkner y premio Folio. Es considerada como una de las mejores obras de ese año por The Boston Globe, The New York Times y The New Yorker.

Se trata de una novela en la que se narra la desastrosa vida de una mujer urbanita de mediana edad, de la cual desconocemos su nombre. En ella se habla sobre relaciones con antiguos novios, sus sueños frustrados, la crisis matrimonial por la que está pasando y la maternidad. Entre la narración, podemos encontrar diferentes citas de grandes personajes como Ovidio, Keats, Kafka, Nabokov, Einstein o T.S. Eliot, reflexiones y también anécdotas sobre astronautas rusos, tema relacionado con el trabajo de la protagonista.

Se trata de una novela fragmentaria, compuesta por frases breves y claras narradas como un rompecabezas, tal y como la protagonista lo piensa, que nos muestran los pensamientos más íntimos de esta.

La obra comienza relatando fragmentos de las desastrosas relaciones de la protagonista con viejos amores. También nos habla de su apartamento en Brooklyn y de lo mucho que odia a las mujeres que van a yoga. Su sueño era llegar a ser una “gigante del arte”, como ella misma se repite: TRABAJO SÍ, AMOR NO; y como acabó siendo todo lo contrario a lo que quería.

JennyOfill_foto_MichaelLionstar.jpg

Pero está claro que el tema principal y el que gira en torno a la novela, es la crisis matrimonial entre la protagonista y su marido. Se conocen desde jóvenes y deciden casarse y mudarse a un apartamento. Pronto son padres de una niña a la que ella, en un primer momento, no parece tenerle demasiado aprecio. La pequeña niña no paraba de llorar, lo que hacía que la protagonista estuviera irritable y de mal humor siempre. Su marido, un joven de Ohio, es descrito como bondadoso y honesto. “Cuando encuentra algo estropeado, enseguida acude a repararlo”. Parece que la bondad de su marido también le irrita y que no lo quiere de verdad. Se representa el ciclo de las relaciones conyugales: “Para la mayoría de las parejas casadas, el patrón habitual consiste en una disminución de la pasión amorosa, que suele ir unida de un aumento del cariño”. 

Aparentemente, la protagonista es un completo desastre. En un momento puntual del libro se hace un test de personalidad: se pone nerviosa constantemente, odia las fiestas, le gusta hacer las cosas en casa, se acuesta tarde y es muy susceptible. Se descuida físicamente, ya que apunta que, después de su embarazo, no se volvió a teñir y que llevaba el pelo con canas. En un momento del libro, una amiga suya le dice que viste como un camionero. Odia su trabajo, es profesora en la universidad y además, trabaja en la escritura de un libro sobre el espacio, que ella odia totalmente. En conclusión, no está contenta con su vida en ninguno de los sentidos.

Volviendo a la crisis, su marido la engaña con una chica mucho menor que él, lo que provoca un total desmoronamiento del mundo de la mujer. Va al psiquiatra y parece que nada en su vida tiene sentido. Aun así, siguen viviendo juntos e intentando reconciliarse. Esto, en plena ciudad era imposible. A pesar de que ella odiaba el campo, deciden irse allí a vivir, sin nada, para rehacer su vida juntos de nuevo.

Lo que llama la atención de esta novela, en primer lugar, es que no aparecen los nombres de los personajes. La protagonista se refiere a sí misma como “la esposa”, su hija es “la niña” y su marido es, simplemente, “el marido”. Puede que esto se deba a lo fría que es ella con respecto a las personas a las que quiere y referirse así a la gente sea para marcar distancia. En segundo lugar, la estructura de la novela, que como ya mencioné, la autora escribe todo tal y como la protagonista piensa, con lo cual hay saltos temporales y cosas que a simple vista cuesta entender por parte del lector y que a veces resulta confuso. A pesar de ser fácil de leer, requiere mucha atención para comprender todo con totalidad y poder reconstruir los pensamientos de la protagonista. El formato da la impresión de ser recortes de un diario. Y finalmente, hacer hincapié de las citas, chistes y refranes que expresan pensamientos de la protagonista o con los que simplemente se siente identificada en un momento concreto.

Perfecto libro para leer en una tarde lluviosa acompañado de un chocolate caliente.

  • Os dejo mis fragmentos favoritos de la novela:

–  Quiero estar con los que conocen cosas secretas; si no, prefiero estar solo.

– Porque yo odio mucho y con gran facilidad. (Totalmente yo)

– Es importante, si alguien te pregunta cuál ha sido tu momento más feliz, que reflexiones no solo sobre la pregunta, sino también sobre quién te la ha hecho. Si te la hace alguien a quien quieres, es justo inferir que esa persona confía en aparecer en la evocación que ella misma ha propiciado. Pero si fueses injusta y además tuvieras un corazón perverso, podría ser que olvidaras ese hecho tan elemental y entrañable y te refieras, en cambio, a un momento en que vivías sola en el campo y nadie necesitaba nada de ti, ni siquiera amor. Pero si lo hicieras, hablar del momento más feliz haría infeliz a la persona a la que siempre quieres ver feliz. 

– En estos días (ruptura) todas y cada una de las canciones tienen un mensaje para la esposa.

– El único amor que sentimos como verdadero es el que está condenado al fracaso.

 

1479572710948 Laura Ledo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s