Más Underwood que Trump o Clinton

Desde que Obama anunció que su puesto del Despacho Oval quedaba vacante, muchos han sido los rostros que han ido a contienda para poseer el preciado sillón. Sin embargo, dos nombres resistieron hasta el final: Hillary Clinton y Donald Trump.

Pero… ¿y si esta realidad no fuese mucho más lejos que House of Cards?

Las elecciones a la Casa Blanca han sido, sin duda, las más agresivas y sangrientas (políticamente hablando) que se recuerdan en años. También hay que añadir que nunca dos candidatos han sido tan odiados por ambos bandos, el republicano no es más que una caricatura y la demócrata no sabe ni quién es. Es más, nos atrevemos a decir que no son tan distintos entre ellos ni referidos a Frank Underwood, el protagonista de House of Cards.

La cuarta temporada de esta serie mostraba todas las jugadas sucias que se hacen en campaña, cómo se ha de manipular el mensaje y, sobre todo, la importancia de superar a tus rivales y asegurarte que no volverán a ser un problema. De eso sabe también Claire Underwood, capaz de enemistarse y sacar provecho de su propio marido. También hay que añadir la ambición del personaje por obtener un puesto en la ONU y ser Secretaria de Estado. ¿No os recuerda a alguien?

 

Del mismo modo, los comportamientos altivos y despóticos de Trump no van muy lejos de lo que Frank Underwood identificaría como “carisma y carácter”. Desplantes, chantajes y palabras ofensivas son sus señas de identidad. Mensajes ambiguos que se vuelven conservadores en la práctica y planes tan irreales que hasta podrían funcionar. No es tan imposible que una serie de televisión se haya adelantado a la vida, pero que exista tanto paralelismo es siniestro; más aún si sabes lo que ocurre en la ficción.

tumblr_ogl0mqjpoh1tpri36o1_500

Y si en las pantallas sus personajes pueden estar casados… ¿es descabellada la idea de que ambos candidatos también? Es sabido que el mensaje de Clinton ha cambiado a lo largo de los años, de ahí que aparezcan vídeos pasados tan polémicos, como por ejemplo, en los que negaba la aprobación del matrimonio igualitario en contraste ahora con su campaña a favor. Parece que las piedras de uno y de otro no han caído muy lejos… No es tan progresista todo como se quiere pintar. Ni Trump tan conservador, de hecho, él mismo asistió a la inauguración de Studio 54 en su juventud y, como es sabido, ningún republicano asomaría por allí la cabeza. Entonces, ¿ante quién estamos y quiénes son realmente?

Si algo tenemos claro es que ninguno es un Underwood, aunque podrían ser un precioso matrimonio liberal.

tumblr_o3mibkmykq1r72dfyo3_500

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s